Páginas vistas en total

lunes, 27 de junio de 2011

LA MARINA

Hoy domingo 26 de junio de 2011, madrugón, a las 6:00 en pie, aunque quien tiene más moral que el Alcoyano es mi mujer que siempre me acompaña, la pobre la llevo loca con tanta carrera.
Recogemos a mi cuñada Silvia a las 6:45, y nos decimos que qué necesidad tenemos de esto, madrugar para padecer y pagando, pero nos reímos y los dos sabemos que disfrutamos con esto.  Vemos una indicación playa del Pinet, nos metemos pero no es  por ahí, nos mete por otra carretera y nos lleva a un antiguo camping en la playa, le pregunto a un hombre que hay pescando y nos indica comentándonos que no somos los únicos que nos hemos perdido, son las 7:45 nos empezamos a poner nerviosos, la carrera empieza a las 8:00, bueno por fin llegamos, y a pesar de no llegar a 200 personas hay cola para recoger el dorsal y la bolsa del corredor.
La carrera se retrasa 10 o 15 minutos, dan la salida, yo pensaba salir más relajado pero pensando que sólo son 6km tiro un poco más de lo previsto, el primer tramo es carretera, bien no hay problema y voy adelantando a otros corredores, nos metemos en la playa, un tramo corto por arena blanda que me cansa, pero llegamos a la arena mojada y compacta, se corre bien , estoy disfrutando y saboreando la carrera, llegamos al punto donde giramos y seguimos corriendo en sentido inverso, pero cuando llegamos al lugar por donde dejamos la carretera para meternos en la playa, lo pasamos de largo y seguimos corriendo por la playa, aunque no llevo el GPS la distancia no me cuadra, me mojo sin querer varias veces las zapatillas y noto que me lastran, empiezo a desmoralizarme, aquí me doy cuenta lo importante que es la cabeza, por que al desmoralizarme doy un bajón fuerte, damos otra vez la vuelta y nos metemos por donde entramos a la playa, cuando piso la arena blanda me da la sensación de no poder correr e ir casi andando, pero en la carretera me subo un poco y consigo dar el último tirón y llego en 37:08, con Jesús con el cual charlo, comentando que había más distancia de lo anunciado, nos despedimos y nos vemos en la Nucía.
Silvia y yo nos dirigimos hacia la playa que es donde Reme (mi mujer) estaba haciéndonos las fotos, nos damos un baño que sabe a gloria después del esfuerzo y hacia el coche, cuando estamos en el aparcamiento nos encontramos con Moratinos y Jaime del club APOLANA, con los cuales charlo les comento que me quiero hacer socio del club y quedo con ellos para entrenar entresemana, me parecen gente muy sana y abierta.
Bueno la próxima prueba el domingo que viene en la Nucía, a disfrutar y seguir conociendo gente muy maja.





1 comentario:

  1. tete, que la arena cansa mucho, muy buen tiempo y conociendo a la gente de las carreras.
    en apolana ai muy buena gente y es buen club para apuntarse ademas te pilla cerca.
    un besote para ti y para la reportera.

    ResponderEliminar